inicio · sitemap | castellano · català | Twitter Feed
reeeduca - Reeducación infantil

¿Qué hacemos? - Intervención

Podemos decir que la intervención es el elemento nuclear de todo proceso de enseñanza-aprendizaje. Si nos paramos a pensar veremos que desde que nacemos estamos constantemente dentro de un proceso educativo, no solo aprendemos cuando estudiamos sino que en cualquier momento nuestra mente está adaptándose a situaciones nuevas, situaciones que nos dan experiencias y sensaciones, éstas nos producen estados de ánimo distintos. Estos estados de ánimo no siempre son positivos y nuestra personalidad se va modelando delante de estas nuevas experiencias.

En muchos momentos aprendemos que es lo que nos incomoda o que es lo que nos gusta, y delante de que estímulos reaccionamos bien o no tan bien. Muchos de nosotros decidimos como afrontar las diferentes situaciones pero, a menudo, no todos sabemos cómo hacerlo o no lo hacemos de la manera más adecuada. La intervención ayuda en estas situaciones.

Es común que las personas se bloqueen en determinadas circunstancias y no sepan cómo afrontar las situaciones más comunes. Las habilidades para poder superar estas situaciones son necesarias y hay que trabajarlas con la ayuda de los profesionales.

Podemos destacar diferentes problemáticas que pueden aparecer en nuestros niños:

  • Problemas de atención y concentración. Problemas de hiperactividad e impulsividad.
  • Dificultades en la lecto-escritura, errores ortográficos, dificultades en los problemas matemáticos.
  • Bajo rendimiento escolar, falta de los hábitos de estudio, fracaso escolar o abandono escolar.
  • Problemas de comportamiento, también conocidas como conductas antisociales, en las que no se respetan los derechos de los demás ni las normas sociales. Suelen ir apareciendo en el transcurso normal del desarrollo de un niño, pero en el momento en el que persisten en el tiempo más de lo esperado y con cierta intensidad resultará problemático.
  • Comportamiento agresivo, irritable, triste, cambios de humor.
  • Problemas en el control de esfínteres.
  • Problemas de sueño.
  • Aislamiento social, dificultades sociales. Déficit en las habilidades sociales.
  • Déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH).
  • Problemas de aprendizaje y académicos.
  • Problemas en la relación padres-hijos.
  • Déficit en el autocontrol emocional.
  • Problemas en el estado de ánimo.
  • Déficit en la conducta eliminatoria.

Estas problemáticas no se trabajan solas, se necesita de la ayuda y asesoramiento de personal cualificado. En reeeduca trabajamos tres tipos de intervenciones:

reeeduca - Reeducación infantil